Kabbalah

El árbol de la vida

La Kabalah es un sistema de interpretación mística y alegórica ancestral que en estos tiempos modernos nos acerca instrumentos concretos para crear y transformar conscientemente nuestra realidad cotidiana. Así podemos decir que nuestra propuesta apunta a trabajar el CANAL DE CONSCIENCIA que conecta la mente individual con aspectos de la subconsciente y la supra consciencia a través de un mapa de navegación que es el árbol de la vida, permitiendo entender a través de estas equivalencias los mundos superiores y su proyección en los mundos inferiores.

Podemos decir entonces que la kabalah es un sistema vivo de evolución espiritual, que permite comprender el funcionamiento de las fuerzas cósmicas que construyen, mantienen y finalizan cualquier tipo de creación material, o circunstancia personal o universal. Kabalah significa ‘recibir’. Esta antigua tecnología espiritual se basa en la interpretación de símbolos, la comprensión de historias y parábolas bíblicas, la preparación de la mente para percibir ciertas energías cósmicas, el análisis matemático del lenguaje y fundamentalmente la contemplación y meditación en distintos planos de la existencia.

El Árbol de la vida es una representación simbólica de la consciencia y de sus procesos. Es un sistema que sintetiza el funcionamiento del cosmos y del alma del hombre la relación entre ambos

Se puede entender como un método a través del cual podemos llegar a comprender la realidad que nos rodea.

Los talleres que proponemos abren una puerta a la percepción de nuestro verdadero ser y a la liberación del potencial creativo que habita en cada uno de nosotros.  Através de ejercicios y meditaciones, música y respiraciones, historias, conexiones y reprogramación emocional la idea es comenzar a aprender cómo crear armonía y paz interior para luego proyectarlas en la creación consciente de una realidad plena y equilibrada pero fundamentalmente llena de sentido y consciencia.

Así la propuesta se enfoca en el trabajo con las esferas o sefirot del árbol, es decir con las 10 dimensiones con las que los humanos tenemos contacto permanente. Meditando es su simbología seremos guiados hacia las capacidades escondidas de la psique que necesitan ser liberadas para sentir quienes realmente somos.  Debido a que la experiencia espiritual no son susceptibles de ser enmarcada en definiciones físicas la propuesta está orientada a la comprensión del universo a través de un modelo simbólico y de analogías.

  1. Malkut:Lo manifiesto y la manifestación / Reino, Nobleza, Liderazgo  / Confianza y Discernimiento
  2. Yesod:Emociones y deseos /Fundamento, Vinculación, Cohesión / Integridad e Independencia del pasado
  3. Hod:Pensamiento y estructura / Gracia, Esplendor, Gloria /Voluntad y Valor
  4. Netzaj:Percepción y entrega/Persistencia; Victoria; Eternidad/Fuerza y generosidad
  5. Tiferet:Un saber directo del alma / Compasión, Armonía, Belleza /compasión,  y misericordia
  6. Geburah: La autoridad equilibrada/ el límite y el poder del alma
  7. Jessed : La bondad, y el amor incondicional/ protección y la expansión del espíritu
  8. Binah: La perfección de la existencia/ comprensión y la matriz creativa
  9. Jojma, La verdad, Sabiduría y el impulso creador del espíritu
  10. Keter. La voluntad divina, Lo inefable, la fuente de nuestro ser

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *